IDEARIO EDUCATIVO

Ciclo Básico Secundario Educación Secundaria Orientada y Modalidad Técnico Profesional

El Ideario es el conjunto de principios y valores que orientan la actividad y la vida de la Institución y de la Comunidad Educativa en su servicio a la sociedad.

El mismo se enmarca en el Ideario Educativo de la Diócesis de Posadas, que tiene como centro a la Persona de Cristo, el “Divino Maestro”, que valora a las Comunidades Educativas como un espacio privilegiado de evangelización.

La Misión de Educar se pretende desarrollar en un ambiente moralmente sano, que permitirá en los educandos cultivar las capacidades intelectuales, espirituales, afectivas, sociales y de promoción de una sociedad más justa, más solidaria y participativa. En definitiva, una labor educativa proyectada hacia Dios y el mundo, en actitud de servicio.

Objetivos

Formar integralmente a los alumnos para que se realicen como personas en las dimensiones cultural, social, estética, ética y religiosa, acorde con sus capacidades, guiados por los valores de la vida, libertad, bien, verdad, paz, solidaridad, tolerancia, igualdad y justicia.

Educar para formar ciudadanos responsables, protagonistas críticos, creadores y transformadores de la sociedad, a través del amor, el conocimiento y el trabajo; defensores de las instituciones democráticas y del medio ambiente.

Promover los valores universales y permanentes de nuestra FE católica, proyectados en las vivencias y experiencias efectivas de todos los integrantes de la Comunidad Educativa.

Comunidad Educativa

Conducción

Se adopta la figura de Equipo Directivo integrado por el Rector, la Vicerrectora, los Directores de Estudios del Nivel Secundario, la Directora y Vicedirectoras de Nivel Primario e Inicial, la Coordinadora y el Departamento Psicopedagógico siendo el órgano colegiado, el máximo responsable de la conducción técnica pedagógica del Instituto, guiados y orientados por el Representante Legal y el Asesor Espiritual.

El Consejo Asesor conformado por docentes Coordinadores de Áreas constituye el nexo entre el Equipo Directivo y los Docentes.

Estilo de Enseñanza

El Estilo de Enseñanza, como proceso tendiente a desarrollar todas las potencialidades humanas, se basa en una Pedagogía Integral, que prioriza la excelencia, la exigencia, el diálogo, la pertenencia, la creatividad y la libertad responsable. En esta “Pedagogía de la Esperanza” el alumno se constituye en el centro, fundamento y fin del proceso enseñanza aprendizaje, incentivándolo para que elabore su propio proyecto de vida, comprometiéndose con la comunidad circundante, con suficiente apertura y compromiso cristiano.

Estilo de Comunidad Educativa

El Instituto es concebido como Comunidad Educativa, con una “estructura de participación” de todos los miembros que están directamente comprometidos: Representante Legal; Equipo Directivo, Coordinadores de Departamentos, Equipo Docente; Personal Administrativo, Docentes Auxiliares y de Servicios; la Familia; los Padres o Tutores; además de las Asociaciones Intermedias (Centro de Estudiantes, Grupos Juveniles, Clubes o Comisiones Especiales) con el objetivo de consolidar el Proyecto Educativo Institucional; además de los Alum- nos, verdaderos protagonistas y sujetos activos del proceso educativo.

Perfil del alumno

Que sea capaz de

  • Alcanzar una formación integral desde una concepción cristiana del hombre, mundo y vida.
  • Promover los valores cristianos en el compromiso cotidiano a la luz del Evangelio.
  • Dignificar y transformar su entorno social con acciones solidarias, altruistas, honestas, justas.
  • Iluminar el mundo del saber y de las ciencias con la fe y los valores del Evangelio, desarrollando el juicio crítico y la capacidad creadora, orientando el discernimiento hacia la justicia, el servicio y la autodisciplina en el marco de una búsqueda constante de la verdad.
  • Ser partícipe activo en la tarea de construir un mundo mejor, conscientes de sus deberes, derechos, respetuoso de las ideas y opiniones ajenas.
  • Reconocerse como un ser creado por Dios aceptando y respetando su cuerpo.

Perfil del docente

El docente con sus palabras y, especialmente con su conducta, transmite valores éticos, morales y religiosos necesarios para la conformación del ser humano en plenitud.

Por lo tanto, el docente del Instituto Superior Santa Catalina debe:

  • Afianzar su integración individual y grupal, con espíritu de pertenencia, para la consecución de los objetivos de la Institución.
  • Testimoniar y transmitir valores humanísticos inspirados en la fe cristiana.
  • Evidenciar competencia y profesionalidad en lo pedagógico, didáctico, científico y ético.
  • Comprometerse con su comunidad educativa.
  • Poseer suficiente plasticidad y espíritu de colaboración para adaptarse a la realidad cambiante y al trabajo en equipo.
  • Ser competente en su especialidad y mantenerse actualizado en su formación.
  • Tener coherencia entre el mensaje que expresa y su actitud de vida.
  • Ser responsable del diseño curricular institucional comprometiéndose en la ejecución y evaluación permanente del mismo.
  • Manifestar equilibrio y madurez a través de sus actitudes de diálogo y apertura en las relaciones educativas.
  • Estar abierto y disponible para recibir estímulos, sugerencias y propuestas que tiendan a su crecimiento personal y profesional.

Presentación del alumnado

Mujeres: Camisa blanca mangas largas (chomba blanca de mangas cortas en verano) con insignia, corbata gris perla y azul petróleo, pollera tableada azul petróleo a mitad de la rodilla, zapatos oscuros cerrados, medias azul petróleo tres cuartos. No se permite maquillaje, uñas pintadas, teñidos, ni alhajas o accesorios de cualquier naturaleza, ni uso de zapatillas o alpargatas. En invierno, campera gris perla con insignia, cárdigan o pullover

escote V gris. El cabello largo debe ser recogido en su totalidad con cinta azul petróleo.

Para Educación Física: Bermudas o buzo azul petróleo, remera blanca, zapatillas y medias blancas. No se permite el uso de calzas.

Varones: Camisa blanca mangas largas (chomba blanca de mangas cortas en verano) con Insignia, corbata azul petróleo y gris perla, pantalón azul petróleo, zapatos oscuros, cabello corto (aseado y peinado) sin tapar las orejas, ni tocar el cuello de la camisa. No está permitido otro tipo de peinado: afro, punk, colita, tinturas, etc. No se autoriza el uso de aros, piercings, pulseras, gargantillas, alhajas o accesorios de cualquier naturaleza. No se permite el uso de zapatillas o alpargatas, el uso de bigotes, barbas, patillas, teñidos.

Abrigos: pullover escote V o cárdigan gris.

Para Educación Física: Remera blanca con insignia, buzo azul petróleo, short azul petróleo en verano, zapatillas y medias blancas.

Asistencia y Puntualidad en general

En el Instituto la regularidad en la asistencia y puntualidad se impulsa como un hábito de suma importancia en la formación integral. La tolerancia en la tardanza o la justificación de las inasistencias será una excepción no deseada, sólo aceptada por causas graves o de fuerza mayor.

Todas las inasistencias a clases o actos obligatorios deben ser justificadas dentro de los cinco días posteriores a la última inasistencia, acreditando el certificado médico o la documentación respaldatoria si correspondiere.

Se considera Tardanza cuando el alumno llega después del horario de entrada y durante los primeros quince minutos. Pasado ese tiempo, el directivo decidirá si el alumno ingresa o no al Instituto, en cuyo caso le corresponderá media inasistencia.  La inasistencia a Clase de Educación Física (Turno opuesto) se computará como media inasistencia.

Una vez iniciadas las clases, solamente se podrá retirar el alumno por autorización del Directivo del turno y con la presencia del Padre o Tutor, salvo caso de fuerza mayor; al cual le corresponderá una inasistencia si no ha permanecido mínimamente 4 horas de clases o en su caso media inasistencia.

El alumno que incurriera en quince (15) inasistencias durante el año lectivo, perderá su condición de alumno regular. En caso que el alumno registrará buena conducta, la Rectoría lo reincorporará ante la solicitud por escrito del Padre o Tutor. La Reincorporación equivale a media inscripción lo que implica el pago correspondiente.

Si el alumno Reincorporado por primera vez incurriera en otras diez (10) inasistencias más, perderá nuevamente su condición de alumno regular. Su condición queda sujeta al criterio del Equipo de Conducción y docentes del curso en cuestión.

Si se le reincorpora por segunda vez, el alumno deberá rendir examen general (con carácter de regular) de todas las asignaturas, cualesquiera sean las calificaciones obtenidas en ellos, en la instancia de Recuperatorio de diciembre.

No regirá esta norma si el alumno justifica como mínimo y por razones de salud, debidamente certificado por Salud Pública, diecisiete (17) inasistencias. De las cuales deberán integrarse por períodos de tres o más inasistencias consecutivas; o de dos no consecutivas si todos los días que mediare entre ellas fueren inhábiles.

Modalidad técnico Profesional:  

Por día escolar la asistencia será computada de acuerdo a la siguiente normativa:

Cuando la concurrencia obligue a un doble turno, media inasistencia por turno.

Cuando el alumno llegue con un retraso de hasta quince (15) minutos se computará mitad de la falta que corresponda al turno (1/4 por turno)

Pasados los quince (15) minutos, corresponde a la dirección admitir al alumno.

Las inasistencias colectivas, que a juicio de la dirección hayan sido deliberadas, se computarán como falta completa, además de ser acompañadas con su correspondiente sanción disciplinaría.

Los padres o tutores deberán notificarse y justificar toda Inasistencia o tardanza, sin excepción, a través del cuaderno de comunicaciones.

Los alumnos deberán concurrir a los talleres con el uniforme de aula correspondiente, salvo los días que también se dicten clases de educación física, en cuyo caso lo harán con el uniforme para tal actividad.

Ante los cambios de actividad programados a nivel Institucional, la no concurrencia a la misma, implica la aplicación de 1 (una) falta completa.

PAUTAS INTERNAS DE CONVIVENCIA

DE LOS ALUMNOS

Identidad del alumno

Los alumnos son los primeros destinatarios de la educación, de las opciones y propuestas de la Comunidad Educativa.

Son protagonistas y corresponsables de su formación integral, de vital importancia para la construcción de la ciudadanía.

Conocen y adhieren al Ideario Educativo, los Objetivos, el PEI y el Acuerdo Escolar de Convivencia que propone la Comunidad Educativa.

Derechos

Los alumnos tienen derecho a:

Recibir la educación en calidad y cantidad que les posibilite su formación integral, que les permita el desarrollo de sus conocimientos, habilidades y sus sentidos de responsabilidad y solidaridad social.

Ser respetados en sus libertades de conciencia, convicciones y opiniones, enmarcadas en el Ideario Educativo, el Proyecto Educativo Institucional y el Acuerdo Escolar de Convivencia.

Obtener de toda la Comunidad Educativa un trato adecuado y respetuoso a su dignidad como persona en formación.

Ser evaluados en su desempeño y logros, adecuados a sus capacidades conforme a criterios y pautas conocidas y científicamente fundadas e informados al respecto.

Participar en la vida institucional, con responsabilidades progresivamente mayores, a medida que avancen en los ciclos y niveles de enseñanza.

Ser oídos y ejercer sus defensas ante la eventual aplicación disciplinaria del Acuerdo Escolar de Convivencia, dentro de un marco de respeto.

Representar y ser representados.

Pedir la revisión de la determinación tomada, ante el Consejo Escolar de Convivencia (CEC), el que estudiará nuevamente el caso y dará una respuesta definitiva a través de la autoridad a cargo a la brevedad.

Responsabilidades

  • Los alumnos tienen las siguientes responsabilidades:
  • Asumir el Ideario Educativo, los Objetivos y el Proyecto Educativo Institucional.
  • Cumplir con el Acuerdo Escolar de Convivencia, respetando a sus pares, al personal docente y a todos los miembros de la Comunidad Educativa, dentro y fuera de la Institución.
  • Asistir puntualmente, estudiar y desarrollar actitudes de investigación, con creatividad y dedicación, cumpliendo con responsabilidad en tiempo y forma las distintas tareas asignadas por sus docentes.
  • Cultivar la conciencia cívica, interesándose por su realidad local, regional y nacional, respondiendo a las exigencias ciudadanas en coherencia con los principios cristianos.
  • Integrarse a la vida parroquial y a las comunidades locales conforme a sus convicciones.
  • Ser factor de crecimiento en la Comunidad Educativa, aportando condiciones personales para favorecer la creación de un ambiente de comunicación, diálogo y de respeto mutuo.
  • Recibir con espíritu sereno las orientaciones, consignas y tareas encomendadas por los docentes en el marco del Diseño Curricular correspondiente.
  • Desarrollar competencias referidas a: estrategias de trabajo conceptuales, dominio de conocimientos cien- tíficos, manejo de nuevas tecnologías, técnicas para operar en los ámbitos laborales, capacidades para   la comunicación y la interacción social, interés y reconocimiento de contenidos: humanísticos, históricos, éticos, estéticos, ecológicos y religiosos.
  • Participar respetuosamente de los actos patrios, izamientos de la bandera, celebraciones litúrgicas, jornadas y retiros espirituales, eventos deportivos, recreativos, artísticos y de acción pastoral.
  • Presentarse aseado y correctamente vestido para todas las actividades educativas, absteniéndose de traer a la
  • Institución objetos o materiales extraños a sus estudios.
  • Devolver debidamente firmado inmediatamente el cuaderno de comunicaciones, el boletín de inasistencias, el boletín de calificaciones como toda otra notificación institucional.
  • Pedir a sus padres o tutores inmediatamente la justificación por las inasistencias en que incurrieren a clases,
  • actos o actividades obligatorias.
  • Cuidar los bienes del Instituto; colaborar con el orden, la limpieza y la conservación de la infraestructura escolar; no escribiendo ni dañando las paredes, los muebles, equipos electrónicos y de informática; los libros, mapas, instrumentos de laboratorio, deportivos y, en general, los materiales y recursos didácticos del Establecimiento Escolar.
  • Colaborar con sus padres para efectuar puntualmente los pagos de cuotas o aranceles por los servicios educativos.

De las Familias, Padres o Tutores

El Instituto reconoce a la Familia como primera educadora de sus hijos, por ende la considera integrante de la Comunidad Educativa, que ha aceptado y se identifica con el Ideario Educativo, los Objetivos y el Proyecto Educativo Institucional.

Compromiso

Los padres o tutores se comprometen con la Unidad Escolar a:

  • Aunar esfuerzos para promover, sostener y vitalizar la formación integral y cristiana para sus hijos.
  • Ofrecer a sus hijos testimonio de vida cristiana, procurando la mayor coherencia entre la vida familiar y el ambiente que frecuentan sus hijos, con la vida escolar.
  • Fortalecer los vínculos de comunicación y participación con el Instituto, asistiendo a las reuniones, encuentros, actos y actividades, citaciones particulares y aportando los datos necesarios para el mejor conocimiento y formación de sus hijos o pupilos.
  • Matricular en tiempo y forma a sus hijos o pupilos, registrando las firmas a principio de cada año de quienes serán los inmediatamente responsables por ante el Instituto de las comunicaciones y de la educación sistemática del alumno.
  • Enviar regular y puntualmente a sus hijos o pupilos al Instituto y, en casos excepcionales, por razones de fuerza mayor en que deban incurrir en inasistencia, justificar por escrito o personalmente la misma, acompañando el certificado médico o la constancia correspondiente.
  • Proveer mínimamente a sus hijos o pupilos los útiles escolares, materiales y elementos para el normal desarrollo del aprendizaje.
  • Interiorizarse diariamente de las actividades, del cumplimiento de los trabajos áulicos y del rendimiento académico, colaborando con los docentes en las tareas.
  • Asumir el compromiso de acompañar a sus hijos o pupilos en la presentación de la imagen y buen nombre individual e institucional en relación al adecuado uso de las nuevas tecnologías, así como de los medios de comunicación.
  • Notificarse inmediatamente de toda comunicación, información, citación, resultado de evaluación y aplicación del Acuerdo Escolar de Convivencia.
  • Aportar regularmente el arancel mínimo necesario para que el Instituto solvente los gastos de limpieza, mantenimiento del edificio y de la infraestructura; adquiera recursos, implementos y materiales didácticos y pague los servicios de luz, agua, teléfono, Internet, seguros y los cargos docentes y no docentes que no tienen subvención del Estado.
  • Responder por los daños, roturas o deterioros que causaran sus hijos o pupilos a las personas o en los bienes
  • del Instituto o de terceros.
  • Los padres o tutores podrán ser llamados a la reflexión por sus actitudes o faltas al cumplimiento de sus compromisos con sus propios hijos o pupilos, con los docentes o los preceptores, a solicitud de los mismos y a instancias del Consejo Escolar de Convivencia, por las autoridades del Instituto.

Régimen de Acreditación y Promoción

  • Conforme a lo establecido en el Anexo I de la Resolución N° 076/17 del SPEPM. A partir del Ciclo Lectivo 2017 hasta tanto se concrete la aprobación definitiva del
  • Régimen Jurisdiccional de Evaluación, Acreditación y Promoción del Nivel Secundario, rige lo siguiente:
  • “La calificación debe reflejar el nivel de logro alcanzado por un alumno en un determinado momento del proceso de aprendizaje”. Esta calificación será, según la escala numérica, de 1 (uno) a 10 (diez) puntos. Se establece para:
  • Calificación trimestral: será el resultado del promedio de las calificaciones parciales, en números racionales hasta los centésimos, con redondeo, en fracciones de media unidad y en enteros
  • Calificación final: será el resultado del promedio de las calificaciones trimestrales, en números racionales hasta
  • los centésimos, sin redondeo.

Redondeo: este sistema de promedio trimestral “en fracciones de media unidad y en enteros”, significa que en casos intermedios, es decir, cuando los decimales sean inferiores a coma cincuenta (,50) o inferiores a coma noventa y nueve (,99), deberá redondearse hacia la media unidad o unidad superior más próxima, respectivamente. (Ej: 5.33 redondea a 5,50 –media unidad más próxima -; 5,66 redondea a 6 – unidad superior más próxima -)

  • APRUEBAN el Espacio Curricular, los alumnos cuyas calificaciones final sea de 6 (seis) o más puntos – independientemente de la calificación obtenida en cada trimestre-. La calificación definitiva será, en este caso, la misma calificación final.
  • NO APRUEBAN el Espacio Curricular, los alumnos cuya calificación final sea inferior a 6 (seis) puntos.
  • RECUPERARAN EN LA INSTANCIA DE DICIEMBRE – a cargo del profesor del espacio curricular – los con- tenidos incluidos en los módulos de los trimestres en los que no hubieren alcanzado calificación de 6 (seis) puntos (o hubieren estado ausentes). En esta instancia, la calificación mínima para la aprobación será de 6 (seis) puntos.
  • Cuando el alumno apruebe el espacio curricular en esta Instancia de Diciembre, la calificación definitiva será la misma calificación obtenida en las actividades de recuperación propuestas.
  • Cuando el alumno no apruebe el Espacio Curricular en esta Instancia de diciembre, será evaluado ante Comisión, en el período complementario de febrero-marzo, en la totalidad de las unidades del espacio curricular.
  • La calificación mínima para la aprobación en este período de febrero-marzo será de 6 (seis) puntos, constituyéndose la misma, en calificación definitiva.
  • Si la calificación obtenida por el alumno es inferior a 6 (seis) puntos, esta calificación se constituye en la calificación última hasta tanto el alumno apruebe el Espacio Curricular.

Transcurridos los Períodos de Recuperación, los alumnos serán promovidos al año inmediato superior con hasta tres (3) espacios curriculares, pendientes de aprobación.

Objetivos de la educación integral de la sexualidad

El objetivo fundamental de esta educación es poder brindar el conocimiento adecuado de la naturaleza e importancia de la sexualidad y del desarrollo armónico e integral de la persona hacia su madurez psicológica con vistas a la plenitud de vida espiritual, a la que todos los creyentes estamos llamados.

En cuanto a la perspectiva antropológica cristiana, la educación afectivo-sexual considera la totalidad de la persona y exige, por tanto, la integración de los elementos biológicos, psico-afectivos, sociales y espirituales. Una verdadera “formación” no se limita a informar la inteligencia, sino que presta particular atención a la educación de la voluntad, de los sentimientos y de las emociones. En efecto, para tender a la madurez de la vida afectivo-sexual, es necesario el dominio de sí, el cual presupone virtudes como el pudor, la templanza, el respeto propio y ajeno y la apertura al prójimo.

Todo esto no es posible sino en virtud de la salvación que viene de nuestro Señor Jesucristo.

Nuestra Institución incluye dentro de la estructura curricular de Primero y Segundo Año del ciclo Básico de la Modalidad Común, la asignatura de EDUCACIÓN PARA EL AMOR con una (1) hora cátedra semanal.

En el ciclo Orientado de la Modalidad Común y de la Modalidad Técnico Profesional, se implementa de manera transversal, a través de la asignatura de CATEQUESIS y DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

ACUERDO ESCOLAR DE CONVIVENCIA DEL INSTITUTO SUPERIOR “SANTA CATALINA”

Aprobado por Resolución Nº 334/16 SPEPM

A)           PRESENTACIÓN DEL RECTOR

Desde sus comienzos, como Escuela Parroquial, Instituto de Comercio hasta el actual Instituto Superior Santa Catalina, la Comunidad Educativa que lo integra ha cultivado el amplio sentido de pertenencia que permite fortalecer la identidad y trayectoria institucional.

Teniendo como base la responsabilidad y el compromiso de todos; autoridades, docentes, personal no docente, familia, alumnos, iniciamos el desafío de constituir el Acuerdo Escolar de convivencia (AEC) donde la intervención y la opinión de cada uno de los integrantes de la comunidad es indispensable y relevante para llevar adelante este proceso de construcción, a través del instrumento del encuentro que es el diálogo.

Generando espacios de participación en reuniones institucionales, jornadas para padres, encuentros con alum- nos y especialmente con el centro de estudiantes fue posible consensuar y redactar el AEC en el marco de la normativa vigente y que reflejan los valores Cristianos en el compromiso cotidiano a la luz del Evangelio.

El objetivo principal es la formación integral de los alumnos, quienes son verdaderos protagonistas de nuestra misión. Por ello, deben ser partícipes activos para construir un mundo mejor, conscientes de sus actos, deberes, derechos, obligaciones, respetuosos de las ideas y opiniones ajenas.

Por lo tanto, en mi carácter de Rector del ISSC presento a toda la Comunidad el AEC que regirá nuestra dinámica diaria estando a su disposición para su constante revisión y actualización, si las circunstancias cotidianas así lo requieren.

B)           RELATO DEL PROCESO DE PRODUCCIÓN

El presente documento fue elaborado con el aporte de todos los integrantes de la Comunidad educativa: alum- nos, padres o representantes legales, docentes, preceptores y directivos. Desde sus diferentes roles y miradas cada uno plasmó sus opiniones a través de entrevistas, encuestas y reuniones a partir de la lectura y análisis de los documentos que enmarcaron la revisión y actualización del presente Acuerdo.

Integrantes del Equipo de Conducción participaron de diferentes reuniones convocadas por referentes del Ministerio de Educación y el Servicio Provincial de Enseñanza Privada de Misiones para interiorizarse de los lineamientos emanados de dichos organismos como así también intercambiar experiencias que fueron de utilidad en la elaboración de este Acuerdo.

El proceso se inició con la Resolución N° 018/14 mediante la cual se solicitó a la institución educativa la elaboración del borrador del AEC. En sucesivos encuentros este borrador se fue modificando y actualizando con el fin de establecer las bases para una convivencia en armonía, necesaria en toda comunidad, teniendo en cuenta los valores universales y principios de la educación católica.

C)           FUNDAMENTACIÓN

Este conjunto de principios y normativas debe ser interpretado en el marco de la Constitución Nacional, en los Tratados Internacionales, en la Constitución Provincial, LEN N° 26.206, Resoluciones del CFE 84/09 y 93/09, Resolución Ministerial N° 632/13: Convivencia Escolar, Resolución SPEPM N°018/14 y modificaciones del Nuevo Código Civil.

C.1 Bases conceptuales que sostiene el AEC

A su vez respeta las características, historia y mandato fundacional del Instituto, en el contexto del Ideario Edu- cativo, los Objetivos y el Proyecto Educativo Institucional, tendiente a lograr principalmente la formación integral del alumno, en un ambiente moralmente sano y en la convivencia armónica a partir del ejercicio responsable de la libertad, la verdad, el respeto mutuo, la tolerancia, la solidaridad, la paz, la justicia y la comunión.

Pretende ser superador al Sistema Escolar y al Régimen Disciplinario anteriormente vigentes.

Adopta una concepción de disciplina diferente, en un proceso de convivencia más amplio e integral a partir de una actualización de las relaciones en y con la Comunidad Educativa, resultante de la nueva organización institucional y pedagógica, pero también de las nuevas conductas, actitudes y gestos imperantes, tanto en las transformaciones educativas como por los cambios sociales.

Es un acuerdo abierto, en evolución y constante revisión que requerirá interpretación o reglamentación específica en circunstancias y casos particulares por parte de los sujetos u órganos de aplicación.

Objetivos

*Asegurar el mejor desarrollo de las actividades académicas, curriculares y extracurriculares a fin de alcanzar la máxima calidad educativa en un ambiente de sana confianza en los valores, el respeto por los derechos y los bienes y en la responsabilidad de todos los actores.

*Lograr la participación responsable en la construcción de una convivencia armónica.

C. 2 Valor es que propone vivir y enseñar

*Fortalecer el respeto por los derechos humanos, la solidaridad, la cooperación, la verdad, la honradez y las diferencias, como pilares fundamentales de una educación para la diversidad.

*Promover la responsabilidad individual, comunitaria y ciudadana, el compromiso social y el respeto por las normas, los símbolos patrios y principios fundamentales de la educación católica en convivencia con otros credos.

*Privilegiar el diálogo y la reflexión como estrategias para la resolución de conflictos y corrección de conductas inapropiadas.

*Impulsar el sentido de pertenencia a la Comunidad Educativa desde una actitud congruente con el Proyecto Educativo Institucional.

*Incentivar el aseo, el cuidado de la imagen personal, el lenguaje adecuado y los buenos modales.

*Propiciar el cuidado y respeto por los bienes del Instituto y de terceros o en su defecto responsabilizarse de la reparación del daño o perjuicio causado.

*Favorecer el valor pedagógico y reparador de las correcciones a fin de buscar la superación o maduración personal.

D)           EL CUERPO NORMATIVO

Los alumnos son los primeros destinatarios de la educación, de las opciones y propuestas de la Comunidad Educativa. Son protagonistas y corresponsables de su formación integral, de vital importancia para la construcción de la ciudadanía.

El Instituto reconoce a la Familia como primera educadora de sus hijos, por ende la considera integrante de la Comunidad Educativa, que ha aceptado y se identifica con el Ideario Educativo, los Objetivos del PEI y el Acuerdo Escolar de Convivencia que propone la Comunidad Educativa.

El personal docente y no docente se identifica, asume y se desenvuelve conforme a su rol y función del Ideario Educativo, los Objetivos, el Proyecto Educativo Institucional y el presente Acuerdo Escolar de Convivencia. Todo el personal del Instituto participa consciente y responsablemente desde su cargo de la formación integral de los alumnos.

Cada uno de los integrantes de la Comunidad Educativa asume sus deberes, derechos y responsabilidades, conforme al rol que desempeña dentro de ella, en base a los valores universales y permanentes de nuestra fe Católica siendo el amor, el bien en sí mismo que sustenta nuestra vida.

*El respeto entre todos los integrantes de la comunidad educativa es un valor que garantiza la armonía en la convivencia diaria. Por lo tanto, requerirá que sea observado en todo lugar y momento.

*El Instituto priorizará el bien común con actitud solidaria ante situaciones que afecten los intereses individuales de los integrantes de la Comunidad Educativa.

*Para una educación de calidad que ejercita la inclusión de todos sus integrantes como sujetos de derecho, se requiere que se valore la tolerancia a la diversidad y discrepancia de opiniones dentro de un clima pacífico.

*Se desarrollan competencias referidas a estrategias de trabajo en equipo, dominio de conocimientos científicos, manejo de nuevas tecnologías, técnicas para operar en los ámbitos laborales, capacidades para la comunicación y la interacción social, interés y reconocimiento de contenidos: humanísticos, históricos, éticos, estéticos, ecológicos y religiosos evidenciando el ejercicio de la responsabilidad.

*Dentro y fuera de la Institución, cada integrante de la Comunidad Educativa ejercerá el uso responsable de la libertad en el cumplimiento de su profesión, actividad u oficio en un ámbito de respeto, consideración, enmarcado en el Ideario Educativo, los Objetivos y el Proyecto Educativo Institucional.

*La puntualidad para cumplir las obligaciones educativas es una necesidad valorada por todos los integrantes de la Comunidad Educativa.

*Asimismo, se solicita que todos concurran a la Institución Educativa prestando especial atención a la higiene y presentación personal acorde a las funciones que deben desempeñar, cultivando e incentivando hábitos saludables que contribuyan a un pleno desarrollo físico, psicológico y social. Tanto los alumnos como los demás integrantes de la Comunidad Educativa se abstendrán de usar atuendos que atenten contra la imagen formal de la Institución y de llevar objetos o materiales extraños a sus funciones.

  • En caso de que los valores que sustentan la vida institucional del ISSC sean transgredidos:

–             sus integrantes ejercerán su derecho a ser escuchados.

–             Podrán ser invitados a la reflexión para transformar la experiencia en una instancia educativa de superación

y madurez.

E) LAS SANCIONES

El sistema de sanciones se aplica cuando se incumplan responsabilidades establecidas en el Acuerdo y contribuye a la formación de los alumnos en el correcto uso de su libertad.

Para ello, es necesario el diálogo con el adolescente que incurrió en el incumplimiento y con sus tutores o representantes legales, para propiciar la reflexión de su falta y persuadirlo de la conveniencia de enmendarse y progresar.

Por ello, la aplicación de las sanciones revestirá siempre un carácter reparador, es decir, servirá para rehacer el camino de la transgresión de una forma constructiva.

El Rector podrá disponer, previo a la aplicación de la sanción, la intervención del Consejo Escolar de Convivencia.

E.1 Clasificación de las sanciones

La falta o actitud negativa detectada puede ser clasificada como leve, grave o muy grave.

*Faltas leves:

  • Incumplimiento total o parcial del uniforme.
  • Vestimenta inapropiada al ámbito formal al que asiste.
  • Ensuciar o rayar las paredes o mobiliario en general.
  • Empujarse o realizar juegos bruscos.
  • Otras no explícitas que el personal de disciplina y el Equipo de Conducción las consideren.

*Faltas graves:

  • Agresiones verbales o físicas entre pares
  • Falta de respeto al personal docente, no docente y toda persona que asista al Instituto. Falta de respeto a la autoridad legítima del Instituto.
  • Estar ausente en horas de clase sin previa autorización y sin que se haya sido retirado del Instituto por su tutor o representante legal.
  • No permitir el desarrollo de clases con interrupciones inapropiadas (gritar, generar distracciones, arrojar elementos, etc.).
  • Adulterar o dañar documentos: firmas, notas, etc., en evaluaciones, informes, boletines de calificaciones, cuadernos de comunicaciones, etc.).
  • Utilizar celulares, cámaras fotográficas, filmadoras, etc., durante el horario escolar con fines no pedagógicos y mal intencionados.
  • Romper, dañar o sustraer elementos escolares o pertenencias personales.
  • Dañar, de manera intencional o premeditada, el edificio escolar o elementos que lo componen.
  • Otras no explícitas que el personal de disciplina y el Equipo de Conducción las consideren.

*Faltas muy graves:

  • Agresiones físicas entre pares o a cualquier persona del Instituto o ajena al mismo. Todo acto que ponga en riesgo la integridad física, psicológica y moral de las personas. Retirarse del Instituto sin autorización.
  • Traer o portar elementos que puedan ser utilizados para causar daños a personas o mobiliarios.
  • Otras no explícitas que el personal de disciplina y el Equipo de Conducción las consideren.

F) LOS PROCESOS DE APLICACIÓN

  • Los alumnos que incurran en el incumplimiento del Acuerdo Escolar de Convivencia serán pasibles de sanciones reparadoras aplicadas equitativamente por el Rector, a instancia propia o a solicitud del personal docente o no docente del Instituto.
  • Cuando se trate simplemente de Apercibimientos podrá ser dispuesto por el personal docente o de preceptoría. En todos los casos los alumnos serán escuchados previamente, alegando en su defensa lo que consideren pertinente.

F.1 Gradualidad de las Sanciones

Las sanciones serán graduadas por quienes solicitan y aplican conforme a los antecedentes, a la gravedad y a las circunstancias propias del caso.

  • Los llamados de atención serán verbales, escritos o a través de amonestaciones en el caso que la falta sea recurrente o la situación lo amerite, de aplicación total o parcial.
  • En todos los casos, exceptuando el llamado de atención verbal, los tutores o representantes legales serán notificados por escrito a través del cuaderno de comunicaciones, indicando las causas y fundamentación de la medida aplicada.

*Faltas Leves

En estos casos la sanción será:

  • Apercibimiento verbal (llamado de atención) o
  • Apercibimiento por escrito (advertencia, acta de conciliación y compromiso entre los miembros involucrados, firma en el Cuaderno de Aplicación del Acuerdo Escolar de Convivencia).

*Faltas Graves

En estos casos la sanción será:

  • Apercibimiento por escrito (acta de compromiso con la Rectoría),
  • Realización de acciones reparadoras en beneficio de la Comunidad Escolar,
  • De cinco a quince amonestaciones, de aplicación total o parcial.

*Faltas muy graves

En estos casos la sanción será:

 Apercibimiento por escrito (acta de compromiso con la Rectoría),

Realización de acciones reparadoras en beneficio de la Comunidad Escolar,

Cambio de división en el mismo turno si fuese conveniente y posible a criterio del Instituto

Cambio de turno si fuese conveniente y posible a criterio del Instituto

De quince a veinticinco amonestaciones (de aplicación parcial o total y con pérdida de su condición de alumno regular, cuando alcanzare o acumulare las veinticinco amonestaciones).

Previo a quedar libre por la aplicación de las veinticinco amonestaciones se pondrá a criterio del Consejo Escolar de Convivencia elaborar un Acta Acuerdo entre la Rectoría, el alumno y sus tutores o representantes legales a fin de condicionar la no pérdida de la condición de alumno regular fiel al estricto cumplimiento del Acuerdo Escolar de Convivencia y a los compromisos especiales que en su caso se pactare.

G) CONSEJO ESCOLAR DE CONVIVENCIA

Estará integrado por el Rector, la Vicerrectora, los Directores de Estudios, los Coordinadores de Departamentos, el jefe y Sub-jefe de Preceptores, el Preceptor del alumno correspondiente al caso y el presidente del Centro de Estudiantes.

El Consejo Escolar de Convivencia intervendrá a solicitud de la Rectoría o en los casos de aplicación de las sanciones disciplinarias más graves emitiendo opiniones y sugerencias y tendrá como principal función actualizar el Acuerdo Escolar de Convivencia, elaborar estrategias de prevención de los problemas y proponer diversas actividades tendientes a promover la convivencia.

Equipo de reflexión comunitaria

El Equipo de Reflexión Comunitaria estará integrado por el Representante Legal, el Asesor Espiritual, el Asesor Jurídico, el Rector, la Vicerrectora, los Directores de Estudios, los Coordinadores de Departamentos, el Jefe y Sub-jefe de Preceptores, integrantes del Departamento Psicopedagógico, un Padre de Familia o representante legal, dos miembros del Centro de Estudiantes.

El Equipo de Reflexión determinará su forma de funcionamiento interno y su función es de apoyo y colaboración al CEC

EVALUACIÓN Y REAJUSTES

El AEC estará sujeto a revisión y actualización cada dos años, toda vez que la situación lo amerite o cuando los organismos oficiales así lo requieran, con la participación de todos los integrantes de la Comunidad Educativa que han colaborado en la confección del presente documento.

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights