El Santa Catalina y un cumpleaños repleto de abrazos virtuales

El instituto celebró su 60 aniversario recibiendo el cariño de todos los que conforman la comunidad educativa

Lo que se inició como un lugar de contención hoy es un instituto de nivel superior

Una visión que se sembró con amor para cosechar valores y unión

En 1952 llegó a Posadas el padre Francisco Wessling, que puso en marcha la creación de un espacio para educar a los infantes y ayudar a las familias.

En 1952 muchos barrios de Posadas apenas comenzaban a tener algunos habitantes y la zona donde está ubicado el Instituto Santa Catalina no era la excepción: muchos árboles, barro, pastizales y arroyo eran parte del paisaje.
Por aquel entonces arribó a Posadas el reverendo Francisco Wessling que “tenía resuelto en su corazón” la ayuda a las familias y buena educación de los infantes.
El hacer precisa de una fina, atenta y compasiva mirada al entorno, y el padre Wessling percibió prontamente las necesidades de su comunidad y resolvió, sin dilaciones, la creación de un lugar para atención y contención de niños pequeños cuyas madres precisaban trabajar fuera de sus hogares. Corría el año 1957, y así se dio el inicio de lo que es hoy es el Instituto Superior Santa Catalina.
Dice en la misma carta del apóstol Pablo a los Corintios “se- pan que quien siembra mezquinamente tendrá una cosecha muy pobre, en cambio el que siembra con generosidad, cosechará abundantemente” (2 Cor 9;6 ) y si de- seamos saber cuánto sembró Francisco, sólo basta con observar su cosecha.
El 16 de marzo de 1959 abrió sus puertas la primera Escuela Parroquial Santa Catalina. Por resolución Nº 202, el 20 de mayo de 1960, se autorizó oficialmente su funcionamiento, quedando incorporada al Consejo General de Educación, constituyéndose así la primera escuela parroquial reconocida por la provincia.
La expansión de la matrícula obligó a pensar en un nivel secundario, el cual fue aprobado por resolución Nº 700, el 23 de julio de 1965, como primer colegio secundario católico parroquial.

Ya en el 2009, se inició la oferta educativa del Nivel Superior, con la carrera Técnico Superior en Administración y Gestión de las Pymes y Cooperativas. Dos años después se incorporó una nueva formación: Tecnicatura Superior en Laboratorio Químico-Biológico.
Siempre, imitando a su fundador, observando y reconociendo las necesidades de la comunidad, el instituto ofrece una formación enmarcada en principios cristianos, formando profesionales comprometidos con la sociedad, partícipes activos de su realidad, conscientes de sus actos, deberes, derechos y obligaciones y con verdadera vocación de servicio.
Estos 60 años de siembra y cosecha, los encuentra en este 2020, con impensables desafíos, y hoy más que nunca deben renovar la mirada para entender lo necesario y urgente en este escenario, como lo hizo el Padre Francisco Wessling.
Hoy el Instituto Superior Santa Catalina recurre a todas sus herramientas y recursos para continuar brindando (dando desde el corazón) un servicio educativo a la altura de estos tiempos difíciles; apasionados en el hacer y recordando siempre a aquel que en otros tiempos enseñó con su ejemplo a dar y sembrar.

…Que cada uno dé conforme a lo que ha resuelto en su corazón…
porque Dios ama al que da con alegría…

(2 Corintios 9; 7)